Las jugadas más confusas del futbol

Seguramente viendo un partido de futbol te ha sucedido que no estás de acuerdo con las resoluciones de los árbitros y los jueces de línea, pese a que se encuentran todo el tiempo en el terreno “mirando” cada una de las jugadas.

Existe un grupo específico de jugadas cuyas resoluciones han dejado con desazón a más de uno, y la misma naturaleza de estas jugadas se presta para que los árbitros puedan tomar cualquier dictamen sin temor a retractarse en sus decisiones.

A continuación te presentamos tres jugadas que además de ser confusas, son decisivas para que un equipo gane o pierda un partido, pues el comportamiento de un árbitro interviene considerablemente en el desenvolvimiento de un juego de pelota. Piensa en ellas como escoger el sistema de seguridad de tu casa y enfrentarlo contra la posibilidad de ser robado

  1. Penaltis

El penalti no es otra cosa que el cobro de un tiro muy cercano a la meta del equipo contrario, con la finalidad de que el equipo que cobra pueda anotar un gol. Estos penaltis resultan de haber proclamado una falta cercana a la meta o para decidir la victoria en los encuentros futbolísticos.

La jugada sí no es confusa, sino las circunstancias en las que se ha pronunciado. Por ello no se descarta que en un futuro se creen dispositivos capaces de rastrear una falta que pueda pitarse como penalti, independientemente de las cámaras instaladas en el terreno de juego.

Algunos penaltis disponen de muchísima sombra de duda, sobre todo por lo decisivos que pueden resultar algunos goles anotados por penaltis, y hasta oportunos para ciertos equipos que gozan de ventajismo.

  1. Posición adelantada

Esta es quizás una de las jugadas más polémicas presentes en el fútbol y una de las principales razones por las que el reglamento del futbol ha sido modificado tantas veces.

La posición adelantada se produce cuando el jugador del equipo contrario rebasa la alineación de los defensas cuando se propone anotar un gol mientras se acerca a la meta, y debe proclamarse por el juez de línea correspondiente antes que el jugador anote el gol.

Las opiniones en cuanto a posición adelantada son muy variadas, pero los que mayormente padecen el odio de los fanáticos son los árbitros. Rara vez se logra consenso al respecto.

  1. Expulsiones por tarjeta roja

Esta es una jugada que también se presta para que los fanáticos hagan elucubraciones de que los árbitros se encuentran parcializados de un lado o de otro.

Si bien hay árbitros que sacan la tarjeta roja sin siquiera dudarlo, que incluso hace falta un dispositivo de seguridad para regularlas, existen otros jueces que son en extremo benevolentes con los jugadores.

En todo caso puede entenderse que la gestión de las expulsiones es netamente circunstancial, pues cuando se evidencia alguna animadversión de los jugadores o la saña para hacer faltas es cuando se acude a la estrategia de sacar tarjetas amarillas y rojas.

Hacen falta dos tarjetas amarillas en todo el juego para expulsar un jugador y una sola roja para una falta muy grave. Un buen arbitro es capaz de sacar tarjetas rojas en el momento oportuno y sin tener ningún tipo de parcialidades durante un juego de futbol.