Sobre la violencia en el deporte

Se supone que en el deporte todo debe ser sano, su práctica y también su afición, pero al parecer hoy en día se están suscitando muchos hechos que han demostrado que la violencia ha llegado hasta el deporte, porque no hay que olvidar que la sociedad en la que vivimos hoy, es una sociedad muy violenta.

Lo cierto de todo esto es que el deporte queda muy mal con estos hechos que se suscitan, ya que gran parte de los espectadores deportivos son niños, y si la violencia está ahí latente en sus competiciones preferidas, entonces estos niños tendrán la tendencia a ser violentos.

Un hecho muy puntual fue el que paso en hace poco en Argentina, en donde se suponía se iba a celebrar la final de la copa libertadores, una competición muy importante en clubes de futbol de América latina, y ni la seguridad de los cerrajeros profesionales pudo impedir que personas que no tenían entradas, intentaran ingresar al estadio.

Todo el hecho fue muy bochornoso, ya que algunas personas que se encontraban fuera del recinto, el cual aseguran están protegidas por seguridad profesional, con cerrajeros a cargo y todo, pero que en el exterior esta seguridad no pudo contener a los aficionados que arremetieron contra jugadores de cierto equipo.

Y es que la seguridad en las competiciones de futbol no debe fallar, en especial el tipo de seguridad en donde se debe revisar muy bien que las personas no ingresen a las instalaciones deportivas con armas de fuego, objetos punzo penetrantes y luces de bengala.

 

Un mal ejemplo que empaña el futbol a nivel mundial

Desde siempre se ha sabido que los fanáticos del futbol pueden ser muy apasionados, y diría, en mi opinión muy personal, que son los fanáticos más apasionados de todas las disciplinas deportivas, por lo que se han suscitado muchos hechos de rechazo de fanáticos contra sus adversarios, porque viven el futbol con mucha intensidad.

Pero este deporte para nada es un deporte violento, aunque es muy activo, pero en este se condena toda clase de violencia, por ello no es de deportistas el poder tener la violencia como bandera, por ello estos hechos, como los ocurridos en Argentina son motivo de vergüenza para todo el mundo.

Un hecho lamentable, en el cual no solo se vio como fanáticos arremetieron en contra de los jugadores del equipo contrario al de su preferencia, sino que además se vieron otros hechos en los cuales una mujer escondía juegos pirotécnicos en los bolsillos de la ropa de una menor.

 

Lo que paso en Argentina es un reflejo de lo que vive su sociedad

Definitivamente se puede pensar que lo que paso en la disputa de la final de la copa libertadores puede ser un hecho aislado, pero la realidad es que se trata de un reflejo de lo que es la sociedad Argentina hoy en día.

Así que los principales avergonzados de toda esta situación son los argentinos, ya que queda claro que hay violencia entre ellos, y es muy lamentable, ya que aunque se sabe que hay mucha pasión entre los seguidores del futbol, deporte que estos viven con mucha intensidad, estos hechos no deberían suceder.