Uniformes patrocinados

En los deportes nada es gratis, solo quizá la diversión para  los que ven los partidos, del resto todo es pago y se basa en los principios de la publicidad. Para nadie debe ser un secreto que incluso el agua que se toma en un partido de futbol es patrocinada, y no es que el equipo no tenga para pagarse su agua, sino que las empresas de agua quieren que esos equipos sean asociados con sus marcas.

Siempre vemos termos de Gatorade en los distintos partidos de futbol y eso se debe a que esta marca tiene un convenio con el deporte; ellos suministran el líquido hidratante e incluso dinero, y a cambio se exhibe la marca.

Las camisas, que es el tema del que queríamos habar, también son productos de un patrocinio y aunque parezca extraño, las marcas de ropa son las que se pelean por conseguir los mejores equipos. Imagínate, no es lo mismo patrocinar al real Madrid que patrocinar un equipo de segunda categoría; evidentemente es mejor que tus camisas las lleven los mejores equipos.

Estos patrocinadores no solo dan las camisas, que ya es algo bueno, sino que pagan por que estas personas se las ponga, de hecho, hay todo un trabajo de diseño año tras ello, pues esas camisas son las mismas que van a vender al público fanático del deporte.

No hay duda, en el deporte todo es negocio, sin dudas es el máximo exponente de la publicidad en el mundo entero, pero además de todo lo dicho, tengo que decir que es efectiva. Si, la publicidad deportiva es la más efectiva de toda, no en vano es la más cara. Ya te puedes imaginar que le cuesta a una empresa que estrellas como Ronaldo o Messi lleven sus camisas y que se conviertan en su imagen.